Esto es Mejor que las Pastas y Quita las CARIES sin dolor y menos de lo que canta 1 gallo!

También es bueno para el sarro, el mal aliento y tu salud bucal en general, no necesitarás nada más.

La caries dental y las cavidades son tipos de enfermedades que ocurren no por ser infectadas indirectamente, sino por la falta excesiva de cuidado con la higiene bucal. Entre los síntomas más comunes de caries, están, el conocido dolor de muela, la sensibilidad dental (cuando la encía y los dientes reaccionan a los alimentos muy calientes o fríos), tinción oscura en la superficie del diente, y dolor al morder.

Si no tienes estos síntomas se pueden generar infecciones irremediables en los dientes, además de perderlos.

Para evitar que este problema ocurra, hoy te compartiré una lista con los mejores remedios caseros para las caries.

Pero antes de ir a esa parte, es bueno que conozcas algunos consejos para evitar las caries nuevamente:

Coma menos alimentos azucarados

Uno de los motivos que llevan las caries con mucha más rapidez son alimentos con exceso de azúcar, como galletas rellenas, chicles, jugos en polvo, refrescos, además de la propia azúcar para endulzar el café y los chocolates. La gran cantidad de azúcar presente en estos y otros alimentos incentivan la proliferación de bacterias, y a medio plazo puede generar caries con velocidad.

Cambie de cepillo de dientes regularmente

Por increíble que parezca, uno de los villanos de los dientes en la formación de caries es el propio cepillo de dientes. Después de unas semanas de uso, empieza a acumular bacterias, que acaban por proliferar por los dientes, causando daños mayores.

Para evitar que los cepillos de dientes causen mayores problemas al organismo, cambie su cepillo de dientes de vez en cuando. El ideal es ser hecho mes a mes, pero si no es posible, cambie cada 2 meses, para tener una salud bucal más segura.

Enjuague la boca con agua tibia

Hay maneras muy simples de evitar la caries y un ejemplo está justo después de la alimentación. Antes de cepillarse los dientes, haga un enjuague con agua tibia, asegurándose de cubrir toda la boca.
La idea con este enjuague es retirar los restos de alimentos que aún pueden estar entre los dientes. Se complementa a ese hábito pasar un buen hilo dental y, claro, cepillarse los dientes.
Ahora, echemos un vistazo a nuestro primer remedio.
1 Aceite de sésamo
Además de combatir las cavidades y las caries, el milenario aceite de sésamo es un excelente aliado en el combate al sangrado en la encía, acabando con todas las bacterias que están afectando su boca. Y para usarlo, tenemos la siguiente receta.

Cada mañana, coloque 1 cucharada de aceite de sésamo en la boca y con cuidado, circule en los dientes durante unos 20 minutos.

No trague el aceite, ni haga enjuague con él. Pasado los 20 minutos, enjuague la boca con agua tibia, y cepille los dientes normalmente.

Importante: hágalo en ayuno, para garantizar mejores resultados.

2 Cepille los dientes con Bicarbonato de Sodio

El Bicarbonato de Sodio es muy versátil cuando se trata de la salud bucal. Usted puede acabar con las caries y las cavidades dentales, utilizando su cepillo de dientes.

Para realizar esta receta casera, disuelva media cucharadita de bicarbonato de sodio en un poco de agua, para formar una especie de pasta. Coloque en su cepillo de dientes y pase en todos los puntos con los síntomas de caries. ¡Pero tenga cuidado! Este consejo debe ser usado como máximo 2 veces por semana, pues el bicarbonato puede dañar el esmalte de los dientes, haciéndolos más sensibles.

3 Cúrcuma

Con sus propiedades antibacterianas y anti-inflamatorias, la cúrcuma, también conocida como Azafrán de la tierra, garantiza no sólo más alivio contra las cavidades, sino que previene la formación de caries. Para hacer un buen uso de ella en la prevención de caries, utilice su versión en polvo.
Al menos tres veces a la semana, coloque una 1 cucharadita de cúrcuma en polvo en los dientes, y deje unos minutos (de 7 a 10 es suficiente). Luego enjuague la boca con agua tibia. Con esto, sus efectos están garantizados.

4 Sal

Esta es la sugerencia casera más fácil y rápida de hacer contra las cavidades. Y una de las seguras también, ya que la sal, por sí sola, posee características antisépticas cuando se aplican en fines como éste (no por casualidad, la sal se compone de sodio, lo que garantiza esta propiedad).
Para usar la sal de esta forma, coloque 1 cucharadita de sal en agua tibia, e intente concentrar la mezcla en los puntos donde está sintiendo más dolores. Mantenga por 1 minuto, y luego escupa la mezcla. Haciendo esto tres veces al día, durante un período de una semana, usted disminuirá las caries.

Facebook Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies